Las estrategias son muy simples y van desde retirar los tapetes, los obstáculos que puedan provocar un accidente, usar zapatos con suela antideslizable, colocar barandas en la ducha y las escaleras, retirar las bañeras y utilizar las duchas, al levantarse en la noche encender las luces, tener la fórmula de los lentes actualizada y limitar el uso de medicamentos que produzcan somnolencia.

Volver