Viernes, 11 de Mayo de 2012 21:31 

 

Gran impacto en los medios masivos de comunicación ha empezado a tener el CONSENSO COLOMBIANO SOBRE TERAPIA DE REEMPLAZO HORMONAL. Sin duda se está cumpliendo con el propósito planteado por la Asociación Colombiana de Menopausia al realizar este Consenso: mostrar a la comunidad que la terapia hormonal tiene grandes bondades y que sus riesgos son mínimos cuando es usada en la mujer apropiada y en el momento apropiado de la vida. Hoy se sabe que los síntomas asociados con la menopausia afectan muchas cosas y logran minar la calidad de vida.

Los invitamos a leer los siguientes artículos, el primero publicado en el diario El Heraldo de la ciudad de Barranquilla y al que se puede acceder a través del siguiente enlace: http://www.elheraldo.co/noticias/salud/renace-la-terapia-de-reemplazo-hormonal-66254.

El segundo es un comunicado de prensa que en poco tiempo estará en diversos medios del país y que reproducimos a continuación.

RENACE LA TERAPIA DE REEMPLAZO HORMONAL EN COLOMBIA

La Asociación Colombiana de Menopausia presenta Primer Consenso Colombiano en Terapia de Reemplazo Hormonal

El documento fue elaborado por 100 expertos nacionales en climaterio

La falta de hormonas durante y después de la menopausia se asocia a un mayor riesgo de osteoporosis y enfermedades cardiacas

A partir del sábado 21 de abril el manejo de la menopausia en el país cambiará drásticamente. Ese día, un grupo de especialistas de la Asociación Colombiana de Menopausia (ACM) presentará en Bogotá el Primer Consenso Colombiano en Terapia de Reemplazo Hormonal titulado "El Renacimiento de la Terapia Hormonal". Luego visitarán Medellín, Barranquilla, Bucaramanga, Cali y Pasto para continuar la actividad de divulgación.

Elaborado por iniciativa de la junta directiva de la ACM y con la colaboración de un centenar de expertos nacionales, el documento rescata la importancia de prescribir hormonas a las mujeres que se acercan a la menopausia para prevenir complicaciones causadas por la disminución de estrógenos en el organismo.

El Dr. Camilo Rueda, presidente del capítulo de Bogotá de la ACM y representante de Colombia ante el Consejo de las Asociaciones Mundiales de Menopausia, asegura que en los últimos años la recomendación de la terapia de reemplazo hormonal disminuyó dramáticamente por el revuelo que provocó un estudio publicado en 2002 en Estados Unidos.

La investigación, conocida como Women´s Health Iniciative (WHI), concluyó que la terapia de reemplazo hormonal reportaba más riesgos que beneficios, puesto que aumentaba la incidencia de enfermedades del corazón, trombosis y cáncer de seno. En consecuencia, los promotores del estudio decidieron interrumpirlo antes de lo previsto y los médicos dejaron de recetar el tratamiento por temor a causarles daños a sus pacientes.

No obstante, diez años después de la publicación de ese informe, la comunidad científica internacional cuestiona la validez de sus resultados.

El Dr. Rueda explica que la población que tomó parte en el estudio no era apropiada para recibir la medicación: la edad promedio de las participantes era de 67 años, mientras que por lo general se recomienda a mujeres entre los 50 y 55 años. Además la mayoría presentaba enfermedades como hipertensión arterial, sobrepeso, altos niveles de colesterol y triglicéridos, y propensión a la trombosis.

"Curiosamente, en ese gran estudio que involucró a unas 27.000 mujeres, sólo el 5% cumplía con el perfil adecuado para prescribirles hormonas. Ese grupo, como era de esperarse, sí se vio beneficiado con el tratamiento", asegura el especialista.

Por ello, los especialistas de la ACM decidieron reunirse para estudiar la evidencia científica reciente, analizar las guías de la Sociedad Internacional de Menopausia y la Sociedad Norteamericana de Menopausia, y presentar una propuesta adecuada a la realidad colombiana.

El propósito de la publicación, afirma el Dr. Rueda, es "brindar a los médicos pautas sobre a qué mujer se le debe formular hormonas, cuáles son los beneficios del tratamiento, cuáles son las diferencias entre los compuestos de los productos disponibles, y cuáles son los riesgos y contraindicaciones de prescribirlas. Así tendrán una visión más objetiva y racional al momento de recetarlas y educar a sus pacientes".

Por su parte, con la labor de capacitación que ha emprendido la ACM espera contribuir al mejoramiento de la salud y la calidad de vida de las colombianas.

De acuerdo con el Dr, Rueda, "desafortunadamente, hemos observado que por la falta de terapia se presentan una serie de síntomas que deterioran la calidad de vida de las pacientes. A corto plazo pueden presentar bochornos, disfunciones sexuales, ansiedad, trastornos de adaptación, etc. Pero lo más grave es que a largo plazo están expuestas a problemas cardiacos y óseos muy serios, que podrían evitarse con un adecuado abordaje al inicio de la menopausia".

A la par de la presentación oficial del documento en seis ciudades del país, el Consenso estará disponible en la página web de la ACM (http://www.asomenopausia.com) y será discutido en el Congreso Colombiano de Menopausia que se realizará en Bogotá, del 14 al 17 de febrero de 2013.

ACERCA DE LA ACM

 

La Asociación Colombiana de Menopausia es una entidad privada, sin ánimo de lucro, que reúne a médicos y otros profesionales del área de la salud. Desde su fundación en 1994 se ha abocado a buscar a través del estudio y la investigación científica alternativas para mejorar la salud y la calidad de vida de la mujer mayor.

Hoy reúne a más de 350 especialistas colombianos y su Junta Directiva Nacional está conformada por Martha Marrugo (Presidenta), Beatriz Sierra (Vicepresidenta), Camilo Rueda (Tesorero), Germán Barón (Secretario), Enrique Herrera (Fiscal), Frank Ospina (Vocal), Alfredo Gómez (Vocal) y Sergio Alvernia (Vocal).

En 2011 fue aceptada como miembro del Consejo de Asociaciones Mundiales de Menopausia (CAMS), órgano perteneciente a la International Menopause Society (IMS), y también forma parte de la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Climaterio y Menopausia (FLASCYM) y de las Asociaciones afiliadas a la Asociación Norteamericana de Menopausia (NAMS). Estas afiliaciones garantizan la actualización permanente y de primera mano, de manera tal que los asociados puedan estar al día en el conocimiento científico.  

Volver