Imprimir

La expectativa de vida de la mujer se ha aumentado y ya la mayoría supera los 80 años. Esto quiere decir que las mujeres pasarán más de la mitad de su edad adulta, conviviendo con la menopausia.

Pero no se preocupen. Los expertos insisten en que una vida sexual satisfactoria a cualquier edad, trae buenos beneficios para la salud física y psiquica de las personas.

Por eso es importante seguir disfrutando del sexo, mucho más en esta etapa en que estamos viviendo lo mejor de la vida, las responsabilidades con los hijos son menores y los problemas económicos están superados. Y lo más importante, tiene tiempo para dedicarle a su pareja.

Los cambios

Es en esta etapa, cuando ya la menstruación ha desaparecido y vienen con el tiempo los sofocos, el insomnio, la resequedad vaginal, la incontinencia urinaria, la irritabilidad y muchas veces la depresión.

Pero además son evidentes los cambios físicos que van a tener influencia directa sobre el deseo sexual, porque disminuyen las secreciones, la relación puede resultar dolorosa y se reduce el deseo sexual significativamente 

Así que no se desanime, porque es hora de consultar con el ginecólogo. Y es que hoy existen numerosas ayudas que pueden ser apoyos para resolver este problema. Y me refiero a los lubricantes, cremas con estrógenos de uso tópico o dilatadores vaginales que ya se encuentran en el mercado.

Lo importante es no renunciar a la sexualidad y disfrutarla especialmente cuando asoma la menopausia.

Lo cierto es que en esta época es cuando más debemos cuidar mucho más nuestro aspecto físico. Así que comience por programar una dieta equilibrada, duerma lo suficiente y practique un deporte, así sea caminar al menos media hora al día y si se mantiene en forma, estos consejos  van a mejorar su autoestima y su figura, despertando nuevamente el interés de su pareja.

Las soluciones

Para recuperar esa actividad sexual, que mejor que comenzar una fisioterapia dirigida a corregir las disfunciones del suelo pélvico, para fortalecer los músculos en esta zona.

Y mucho mejor que sea usted la que tome la iniciativa e invite a su pareja a salir de la rutina. Puede ser organzar una cena romántica en la casa y luego invitar a su pareja a la recámara de manera intempestiva. Esto le va a despertar esos deseos que se habían dejado de lado y mucho mejor si acompaña este feliz encuentro con velas aromatizadas, música suave y muchas ayudas para encender ese fuego que se había apagado con el paso de los años.

Que tal   si visita un sex shop y compra un lubricante, una buena ropa interior e incluso uno de tantos juguetes sexuales que abundan hoy en el mercado.

También le recuerdo que el sexo no es solo penetración. Hay muchas formas de dar y conseguir placer. Así que manos a la obra y utilice su imaginación, para reconquistar a su pareja.

Lo cierto es que no hay edad para el amor, ni para el sexo, así que disfrute de ambos mientras pueda. Pero cada persona es distinta y también lo son sus gustos y necesidades. 

Por eso lo más importante es la comunicación con su pareja. Hable con él y pregúntele que le gusta y qué no. LLegue a un acuerdo y entre ambos recuperen esos momentos de placer que vivieron cuando estaban jóvenes. Hasta pronto.

 

Martha Diaz R.