Mujer

Mujer

BENEFICIOS DEL EJERCICIO EN LA PREVENCIÓN DEL RIESGO CARDIOVASCULAR

La expectativa de vida en la mujer ha aumentado en los últimos años, y es por ello que la mayor parte de nuestra vida la pasamos en el climaterio. En el mundo, las enfermedades cardiovasculares ocasionan altas tasas de morbilidad y mortalidad temprana, es por ello que debemos trabajar todos unidos en la prevención de riesgos evitando así el alto costo humano y económico.

Los factores de riesgo para enfermedad coronaria son altamente prevalentes en las mujeres, por esto los médicos debemos enseñar a nuestras pacientes que éstos pueden ser prevenidos o modificados mediante diferentes estrategias de comportamiento. Es importante tener presente que la corrección de factores de riesgo coronario modificables tales como hipercolesterolemia, hábito de fumar, hipertensión arterial, vida sedentaria, diabetes, obesidad, cambios en los niveles de estrógenos después de la menopausia y el estrés, pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedad coronaria en las mujeres.

En el caso de que la mujer tenga enfermedad coronaria ya establecida y con el fin de evitar nuevas recidivas, hay que insistir en la modificación de los factores de riesgo existentes, acompañados de una buena terapia y orientación. Uno de los programas más importantes destinados a mantener el buen estado de salud, es la realización de ejercicio físico, el cual también se utiliza para la recuperación y prevención de la recurrencia de pacientes coronarios. La edad, el sexo, el estado socioeconómico y el grupo étnico, son factores que influyen sobre la actividad física, es así como los niños son más activos que los adultos, y cuando avanzan en edad, las niñas se hacen menos activas que los niños. A los 12 años, 70% de los niños participan en actividades vigorosas, en tanto a los 21 años, desciende a 42% para hombres y 30% para mujeres. La reducción estimada del riesgo de presentar un infarto del miocardio en personas que mantienen una vida físicamente activa, comparada con la vida sedentaria, oscila entre un 35%-55%. Si se compara esta reducción estimada de riesgo de infarto del miocardio.

Se ha establecido una relación inversa entre la actividad física y enfermedad coronaria. Es por esto que la Asociación Americana de Cardiología y la Asociación europea de Cardiología han reconocido el sedentarismo como factor de riesgo para enfermedad coronaria. La realización de un programa de ejercicio dinámico o isotónico en forma regular incrementa la capacidad funcional del paciente y tiene un papel fundamental en la prevención primaria y secundaria de enfermedad cardiovascular. Se han observado cambios favorables asociados con la realización de ejercicio dinámico:

• Disminución de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial, lo cual ocasiona a su vez una disminución en las demandas miocárdicas de oxígeno

• Disminución de la obesidad

• Aumento del colesterol bueno o conocido como HDL (PROTECTOR CARDÍACO).

• Disminución de la agregación plaquetaria

• Aumento de la sensibilidad a la insulina (Mejorando la Diabetes o el riesgo a padecerla).

• Disminuye la susceptibilidad a arritmias

• Liberación de Endorfinas (Hormonas del bienestar)

• Incrementa la autoestima, ayuda a reducir el estrés incrementa la positividad

• Aumenta la resistencia sexual, y en consecuencia sexo más duradero

El ejercicio tiene un efecto también positivo en el remodelado óseo, reduce el riesgo de fracturas al promover condicionamiento y fortalecimiento muscular. Estudios epidemiológicos realizados en mujeres, indican que aquellas que están físicamente activas tienen entre un 60-75% menor riesgo de enfermedad coronaria que las sedentarias. A pesar de lo anterior, muchas personas sedentarias desearían ser más activas, sin embargo, no saben cómo empezar. Para esto es fundamental una historia individual de los hábitos de ejercicios o actividades deportivas, durante toda la vida. Esto ayuda a escoger el mejor tipo de actividad. La prescripción del ejercicio debe ser individual, muy específica, alcanzable y realista, además debe ser desarrollada con la participación activa de la paciente. En general podemos decir que el mejor tipo de ejercicio físico para lograr una prevención primaria o secundaria de enfermedad cardiovascular en esta población es el dinámico, como caminar, pedalear, nadar. Cada sesión de ejercicio debe tener una duración aproximada de 30 minutos, repartidos en tres períodos: 5 minutos de calentamiento, 20 minutos de acondicionamiento y 5 minutos de enfriamiento. Nunca es tarde para iniciar un adecuado acondicionamiento físico para la prevención de los riesgos cardiovasculares que es la principal causa de muerte en la mujer, lo ideal es estimularnos desde niñas adquiriendo la sana rutina del deporte, para en la edad adulta seguir las recomendaciones en frecuencia, duración e intensidad de los centros de control y prevención de enfermedades y del Colegio Americano de Medicina Deportiva, que recomiendan que los adultos deberían acumular 30 minutos o más de ejercicio, realizando varias sesiones diariamente, de corta duración y moderada intensidad, preferiblemente todos los días de la semana, para así alcanzar los beneficios en el estado de salud, reduciendo riesgos de: enfermedad coronaria, hipertensión, diabetes, osteoporosis, cáncer de colon, ansiedad y depresión. Anímate entra en la rutina del ejercicio, tu cuerpo es un templo, que requiere de cariño y sanos cuidados y tú eres responsable de tu bienestar integral y emocional.

Estos ejercicios se pueden realizar en casa tranquilamente y con ayuda de instructivos en sitios dedicados al cuidado y bienestar de tu cuerpo. 

La Menopausia comprende un proceso lento y del envejecimiento ovárico tanto a nivel de las hormonas sexuales como de la función reproductiva. "Podemos hablar de menopausia cuando la menstruación ha estado ausente por un lapso de doce meses independiente de las otras etapas de la mujer en el que no menstruar es parte de un proceso normal cómo es la pre adolescencia, el embarazo y la lactancia. En este período, los ovarios presentan un agotamiento funcional de los folículos y dejan de producir los óvulos necesarios para la reproducción y caen los niveles hormonales de estrógenos y progesterona." Es sabido que las hormonas en mención desempeñan diversas funciones en el organismo femenino.

La edad de inicio de la menopausia varia en diferentes poblaciones y razas, se presenta en promedio a los 49 o 50 años de edad en mujeres latinoamericanas." menopausiaCompartimos la visión globalizada de los expertos que la menopausia determina el inicio de la denominada tercera etapa de la existencia de la mujer, "una fase completamente natural, que comienza con la disminución de la reserva funcional del ovario y por último la aparición de sus manifestaciones". El proceso de la menopausia tiene un comienzo silencioso para la mayoría de las mujeres. En aquellas mujeres con algunas enfermedades como los endometriomas y otros tumores del ovario que alteran su función, el cese de la menstruación puede adelantarse, en otras circunstancias cuando por diferentes causas se han extirpado ambos ovarios (ooforectomía), los síntomas de la menopausia empiezan de inmediato, sin importar la edad.

La menopausia se experimenta de manera diferente; algunas mujeres simplemente dejan de tener períodos, otras experimentan diferentes síntomas, los más frecuentes oleadas de calor, palpitaciones, tristeza, melancolía, depresión, molestias en el área genital, dispareunia (dolor en las relaciones sexuales) como consecuencia de adelgazamiento de las paredes y falta de lubricación vaginal.

Climaterio y Menopausia

En algunas ocasiones oímos hablar de climaterio y en otras de menopausia, como si fuesen sinónimos, haciendo referencia a la misma situación. En la vida de toda mujer existe un período normal donde la función hormonal ovárica comienza a declinar, marcando el final de su vida reproductiva. Esta etapa es conocida como climaterio. La Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO) lo define como "la fase del proceso de envejecimiento durante la cual, la mujer pasa de su etapa reproductiva a la que ya no lo es".

Qué ofrece la medicina a la mujer menopáusica:

La mujer en edad de Menopausia tiene derecho a una atención integral en salud, que le permita conservar una madurez sana, y que se le posibilite llegar con buena calidad de vida a la época de adulto mayor.

El tratamiento con Terapia Hormonal es el método más eficaz para aliviar y quitar las oleadas de calor, sudores nocturnos y la sequedad vaginal. A su vez las hormonas pueden reducir la probabilidad de debilitamiento y fracturas de los huesos. Hoy en día contamos con una amplia gama de posibilidades terapéuticas: Terapia estrogénica, con progestágenos derivados de tibolona, drospirenona, trimegestona, los derivados de la soya y una nueva línea con la testosterona. Cada persona individualmente debe ser evaluada por el médico, precisándose muy bien las razones por las cuales se suministrará el tratamiento hormonal. La opinión de la mujer también es importante y ella debe tener suficiente información sobre las ventajas e inconvenientes de las diferentes terapias para decidir su tratamiento ya sea para manejar las molestias o para prevenir la el riesgo de pérdida de fracturas por osteoporosis.

Hay que tener muy en cuenta que el manejo de esta etapa de la vida de la mujer es de índole preventivo, desde la niñez, fortaleciendo huesos con alimentos ricos en calcio, evitando la obesidad en las niñas, el sedentarismo y estimulando el deporte, mantener un peso adecuado con nutrición balanceada y rica en proteínas, grasas y carbohidratos sanos, evitar azúcares refinados, costumbres que se deben mantener en la vida reproductiva de la mujer, acompañada de ejercicio físico constante y estilos de vida alejados de cigarrillo, alcohol o drogas, para llegar a la etapa madura sin dificultades, con calidad ósea, sin riesgos de muertes tempranas por infarto de miocardio. El climaterio es una etapa que se debe hacer rica en vivencias y experiencias si la mujer adquiere el conocimiento y el dominio relacionado con los cambios que experimenta; durante ella es posible que disfrute de su cuerpo, espíritu y sexualidad plenamente.

 

 

Martha Lucia Marrugo Flórez

Ginecóloga y Obstetra

Presidenta de la Asociación Colombiana de Menopausia

Capítulo Atlántico

 

Vicepresidenta de la Asociación Colombiana de Menopausia

En esta sección podrás encontrar respuestas a algunas de las preguntas que personas como tu han hecho alrededor de los temas de la menopausia.

Menopausia quirúrgica 

A.T.: A los treinta años me realizaron una anexohisterectomia por lo que he venido recibiendo terapia de remplazo hormonal con estrógenos y hace 4 meses con tibolona. Actualmente tengo 42 años y he tenido muchas complicaciones como atrofia vaginal, resequedad de todas las mucosas, cistitis a repetición. Ya me han hecho dos infiltraciones con esteroides en la región vaginal. Quisiera recibir toda la información posible relacionada con mi problemática. No hay duda que en mujeres como usted que inicia una menopausia de manera muy temprana debido a la remoción quirúrgica de los ovarios, no solo las molestias son precoces sino muy acentuadas. La recomendación es la de continuar con terapia hormonal de reemplazo mientras sea necesario, como mínimo hasta la edad promedio de aparición de la menopausia, que en Colombia es de 49 años. En cuanto a la atrofia genital podría beneficiarse de la adición de estrógenos débiles por vía local, que no tienen mayor absorción pero sí un efecto en la vagina y el tracto urinario.

Terapia hormonal de suplencia 

FO: Tengo 48 años e inicié menopausia hace más de cinco años. El médico me dijo hace tres años que dejara la terapia hormonal que no era necesaria ya. Ahora otro médico me dice que la reanude para prevenir problemas de salud, por resequedad vaginal excesiva y con tendencia a la obesidad abdominal. Gracias por su guía.

El concepto de terapia hormonal de suplencia ha ido cambiando con los años y hoy se cree que cuando es utilizada en el momento apropiado y en la persona indicada trae muchos beneficios consigo. La principal indicación para formularla es la presencia de síntomas asociados a la menopausia, entre ellos incluida la atrofia genital. Se sabe que puede prevenir la aparición de problemas a largo plazo como la osteoporosis. No hay un límite establecido para el uso de las hormonas, por lo cual de manera periódica se debe evaluar con el médico los pros y los contras que se obtienen con el tratamiento para tomar la decisión más apropiada enmarcada en las necesidades y riesgos de cada mujer.

Menopausia prematura

YBG: hace aproximadamente 4 años deje de mestruar debido a un trastorno hormonal, los medicos ya no me daban probabilidad de tener un bebe intentaron hacerme un insiminación pero esta fracaso, a los tres meses despues quede embarazada y a los 4 meses despues me di cuenta por una FSH, tengo 40 años y tengo una niña pero me hubiera gustado poder tener otro para que se hagan compañia que hago? ya que no se me viene el periodo. En cuanto a su inquietud sería interesante saber cuales son los niveles de FSH en este momento, ya que ellos marcan la posibilidad de reserva que exista en el ovario. Dependiendo de eso puede o no haber posibilidades de un nuevo embarazo

Go to top